Hace algunas semanas a través del Foro de Fopea compartieron una noticia que generó en varios colegas una contenida alegría. Es que saber que los medios verán incrementar sus ganancias, es una buena noticia para los periodistas. Sin embargo, al analizar la noticia, sentí que estábamos festejando algo con significado muy negativo.

La información consigna que los diarios de América Latina tendrán un incremento de 5,5% anual hasta 2016. La noticia sería genial, si no fuera porque esa medición es sólo para diarios impresos, y no para los medios digitales. Hubiera preferido leer que los medios digitales crecieron, que la relación comenzaba a invertirse. Porque lo que crece en la región, es lo que inexorablemente va camino a reducirse. Aún cuando no desaparezcan, los medios impresos verán reducidos sus negocios por la simple lógica de la migración hacia soportes digitales. En esto no pongo una carga personal sobre mi elección, es la tendencia, que se profundizará, a mayor o menor velocidad.

Como bien señala el artículo en cuestión, la escasa penetración de internet en la región está complotando contra el crecimiento de los medios digitales. En las regiones donde el acceso es mejor, los diarios impresos están perdiendo terreno. Eso sustenta aún más mi preocupación: América Latina tendrá un efecto similar, pero vamos retrasados respecto de los países avanzados.

 

(Visited 10 times, 2 visits today)