Pasaron casi 13 años desde que cayó en mis manos una nota que tuve que editar para la versión latina de Bloomberg News, y todavía la tengo presente. Matthew Lynn fue el autor y en inglés el título era ‘Sex Beats Salary in Quest to Unravel Last Taboo’. La idea central de la nota es que si hablar de dinero no fuera tabú, todos saldríamos beneficiados. Y cuando dice todos, realmente me convence que sería positivo tanto para el que paga como para el que cobra (ecuación que suele cambiar según la transacción en cuestión).

No sé si es algo generacional o propio de los argentinos, pero muchos hemos crecido teniendo al dinero como tabú. Ganar dinero es malo, si hizo un buen dinero tal vez no lo hizo de manera limpia, aquí a quien quieren cuestionar le dicen “comerciante”, equiparándolo al nivel de un delincuente, y ni entremos en las medidas políticas que penalizan al empresario con una generalización super negativa para poder identificar si algunos sos merecedores de esa etiqueta (sin dudas que algunos lo son) y rescatar a tantos comerciantes (la gran mayoría) que con honestidad y trabajo buscan crecer.

Lynn lo que plantea es que si compartimos nuestros números, básicamente lo que ganamos, podremos negociar mejores condiciones, ya que ante un jefe podemos contar con más información sobre dónde estamos parados. Y lo mismo para las empresas, que ante mayor información sobre costos de proveedores, podrán saber si están pagando bien o no.

Si bien la nota original es para suscriptores, encontré online una versión en español en el sitio de La República de Costa Rica.

Les dejo también el material original que recibí de traducción, antes de mi edición, para que no se pierdan ninguna línea que en algunas ediciones en papel, allá por 2010, había que recortar por falta de espacio.

(Visited 63 times, 31 visits today)